Si su logotipo se ha quedado anticuado o no representa adecuadamente a su empresa, pero no quiere cambiarlo del todo porque sus clientes ya lo conocen, su empresa necesita un rediseño plan fresh. Seguirá teniendo su negocio la identidad con la que es reconocido pero adecuado al momento y mercado actual.