Bienvenidos a todos a CEDUVAL.com, en primer lugar queremos presentarnos para que nos conozcáis un poco mejor, somos una empresa dedicada al APOYO INTEGRAL AL EMPRENDEDOR Y A CUALQUIER APUESTA EMPRESARIAL.

Abarcamos el proyecto empresarial desde su inicio como IDEA, y lo analizamos y desarrollamos hasta su MATERIALIZACIÓN.

Pensamos que la respuesta a cualquier apuesta empresarial o idea de negocio debe ser global, conformando lo que para nosotros representa una nueva especialidad, que vincula:

 arquitectura-interiorismo / diseño-imagen / asesoría técnica / consultoría empresarial

 En el BLOG encontraréis noticias, artículos y opiniones acerca de todos aquellos acontecimientos que tienen que ver con el Emprendimiento y con la situación económica actual. Por tanto, hablaremos de actualidad económica, daremos consejos sobre temas relacionados con la apertura de empresas, nos haremos eco de cuantas noticias tengan que ver con el mundo de la empresa y el autónomo. También os mantendremos informados sobre cursos, talleres y subvenciones que tengan que ver con el emprendimiento.

Pretendemos ser un punto de encuentro de emprendedores, pymes y autónomos, apoyando, informando y asesorando en una situación tan complicada como la actual.

 Por supuesto, éste es un BLOG para todos, donde todos podemos opinar y hacer los comentarios que creáis oportunos, vuestra participación se agradecerá en gran medida y ayudará a enriquecer el blog.

 En este primer encuentro queremos hacer una reflexión sobre la situación económica actual, nuestra opinión sobre la forma de actuar, y nuestra opinión sobre la forma de dejar de tener miedo y mirar hacia delante. Por supuesto no damos nada por sentado, simplemente es eso, nuestra opinión.

 en épocas de crisis, hay quien llora y quien opta por vender pañuelos

 Todos los días leemos noticias acerca de la crisis, escuchamos el telediario repleto de malos datos económicos, en la radio nos informan sobre un nuevo aumento del desempleo, pero de cerca también lo tenemos siempre presente, en la cafetería, al ir a comprar el pan, en el supermercado, el vecino de la comunidad, todos nos recuerdan continuamente que estamos en una especie de estado de alarma y que además el próximo puedes ser tú.

 Se crea un ambiente de incertidumbre y pesimismo que abruma, se te echa encima como una losa, una losa que pesa tanto que te oprime el pecho impidiéndote dormir por la noche.

Al día siguiente, te intentas quitar la losa para ir a la ducha, y lo consigues, más o menos, te vistes, desayunas y al trabajo. Pero comienza el día de nuevo, las mismas noticias, los mismos comentarios, el mismo gris ambiente, parecemos atrapados en el día de la marmota, una marmota gris, por supuesto.

 Nos vemos sumidos todos los días en la misma espiral, esperando algún “brote verde” que no llega nunca, y si llega, no es para nosotros, es para otros.

 Ante este panorama tenemos dos opciones: o seguimos sumidos en este ambiente denso y gris, esperando que, o bien se acabe yendo todo al traste o bien se solucione solo (harto improbable); o nos revelamos, nos despertamos y pensamos de qué manera podemos adaptarnos a los cambios que ya tenemos encima, en lugar de dejar que nos lleve la corriente hasta el remolino más cercano.

 Olvidémonos, al menos por un momento, de echarle la culpa, a los bancos, a los políticos, a los mercados, a los especuladores, al jefe, al vecino, a quién tú quieras, de la situación actual, es dónde estamos metidos, y de dónde debemos salir. No vale de nada el quejarse, tumbado en el sofá de casa, viendo la tele, y de vez en cuando pensando qué injusta es esta vida. La solución no viene sola, viene pensando y actuando, poniéndonos en movimiento, valorando opciones, comparando, observando, pero no viendo la tele en casa.

 Aquí nadie te va a decir la fórmula mágica para salir de esta, nadie te va a ofrecer un negocio seguro, y desconfía mucho de quién te lo diga. Se trata de valorarnos a nosotros mismos, de hacer acto de conciencia, de evaluar en qué somos buenos, qué tengo a mi alrededor que podría mejorar, se trata de prepararnos para los cambios que ya tenemos encima, adaptarnos y dejar atrás esa incertidumbre. Lo del empleo “seguro” hace mucho que dejó de ser cierto, eso te lo aseguro. Esos trabajos seguros son los que han hecho que la gente se olvide de pensar, de imaginar, han hecho a la gente rígida en lugar de flexible. No nos engañemos, lo normal es que haya cambios a nuestro alrededor, y no lo contrario.

 Hoy sólo queremos animar a dar el cambio, cambiar lo que nos rodea cambiando nosotros mismos. Es posible pensar de otra manera, es posible no sentirse enjaulado y amedrentado. Es posible vivir haciendo lo que nos gusta, incluso en momentos como los actuales. No nos engañemos, no somos prisioneros de nuestras obligaciones, hipotecas, préstamos y trabajos, somos prisioneros de nuestros pensamientos y nuestros no actos, por ahí tenemos que empezar. ¿No estás harto de tener miedo?¿de no saber qué va a pasar?¿de la incertidumbre?

Podemos cambiar esta situación, darle la vuelta y ponerla a nuestro favor, es cuestión de ponerse a caminar, poco a poco, lento y seguro. Seguro.

Y acabo como empecé

en épocas de crisis, hay quien llora y quien opta por vender pañuelos

 michael kors rebajas